El regalo perfecto

Mi padre era un hombre de negocios, algunos de ellos eran de importación/exportación, lo que le obligaba a viajar con bastante asiduidad. Hace 40 años no había internet, ni móviles, ni compañías de bajo coste, por lo que las ausencias cuando viajaba fuera de España eran bastante largas. Si se iba a China/Japón no le veíamos en un mes y para saber de él había que llamar a la habitación del hotel, a horas rarísimas por el cambio de horario. Continuar leyendo “El regalo perfecto”

María se siente pequeña

Maria se siente pequeña y sólo quiere dormir. Elevaron al infinito sus ilusiones y la derivaron al vacío, pasando de una felicidad recursiva a un bucle de impotencia y soledad.

María no entiende nada, repasa mentalmente cada frase a ver si sabe que ha hecho mal, pero sólo recuerda besos, más besos y mil ganas de amar. Le habría dicho tantas cosas de saber que no habría más… Continuar leyendo “María se siente pequeña”