Photo, Marketing & Geek (vs relatos)

Iba a escribir una entrada por cada una de estas categorías, pero creo que es mejor escribir una sola para tener una idea más global de la esencia de este blog.

Photo

Pegada a una cámara desde mi primera comunión (Werlisa club color se llamó la culpable), no concibo un día sin fotografías.  Pasé de un carrete de 36 fotos en un verano ochentero a 36 fotos/hora en un verano actual.

Me gusta observar, tengo memoria fotográfica y hacer fotos me ayuda a revivir situaciones/objetos/personas que llaman mi atención, por  lo que no son dignas de ser olvidadas.

Nunca he hecho un curso de fotografía, no entiendo que algo tan personal tenga que ser ‘guiado’. Son mis recuerdos,  y los organizo como quiero.

Actualmente mis fotos son todas de móvil y las retoco también allí con diferentes programas que os iré mostrando.  Tengo cuenta en instagram (@saragosana), si tienes curiosidad visítala y ya sabes… no te cortes en comentarla.

Marketing

Bueno, esto me vino hace unos 7 años. Era muy fan de las redes sociales, tenía algún blog perdido, pero me apetecía saber que había detrás de todo eso (siempre hay un por qué y un cómo para todo), así que tras hacer algún curso online cortito y leer varios foros me decidí a profundizar más y estudiar marketing digital.

Después de estudiar marketing digital me di cuenta de que la parte técnica la controlaba al 100% por ser informática, que ya sabía algo de redes sociales y sus artimañas,  pero me faltaba una base que no tenía para poder hacer el círculo completo, que era la del marketing  y todo lo que le rodea.

Así que me matriculé a un Master de Dirección de Marketing en ESIC  (ya que te pones, lo haces bien) y con eso ya puedo decir que se un poquito, porque la verdad que saberlo todo de todo es imposible.

En el máster descubrí que las clases de liderazgo y equipos eran las que más me gustaban, así que en breves estudiaré coaching (tengo la espinita de estudiar psicología, aunque también está el neuromarketing que mola mil  más), pero eso ya es para otro post.

Geek

De pequeña quería verle las tripas a todo. Mi madre dice que sacaba la tierra a las macetas para ver como funcionaban, que con cinco años les arreglé la puerta de la terraza con un destornillador (lo que no saben es que casi me saco un ojo abriendo un reloj de cuerda porque me saltó toda la maquinaria en la cara, o que me explotó una traductora conectando al transformador que no debía, o que casi me electrocuto probando la seguridad de los enchufes de casa metiendo los dedos en todos hasta que encontré el inseguro…) Vamos el prueba y error de toda la vida, pero en los 80 y sin posibilidad de reiniciar.

Con 11 años iba a clase de informática en el colegio y programaba en Basic. Yo ya programaba en casa hacía tiempo como hobby, en el Amstrad CPC 664, leyendo libros de programación que se compraba mi padre pero que aprendía yo.

Ainsss.. que tiempos aquellos en los que le dabas al ‘esc’, escribías ‘list’ y te aparecía el código fuente del programa 🙂

Así que cuando me tocó elegir carrera lo tenía claro, Informática, no había opción.

Relatos

Escribo desde siempre.

De pequeña escribía cuentos y ya de más mayor me cautivó Becquer (¿y qué decir de Neruda?) con su romanticismo, por lo que hubo un tiempo en el que intenté imitarle creando poemas al desamor más desesperado.

Muchos de ellos están en este blog, con la fecha de su creación.

Aclaro que no son autobiográficos, aunque como todo ser humano que se precie he sufrido por amor (acojo sin miedo las malas experiencias, siempre enseñan a reconocer lo bueno cuando aparece).

Así pues me gusta más escribirle a la tristeza, es más dramática, pero eso no implica que sea una persona triste.

Tras los poemas del desamor escribí una serie de relatos de almas, dolor, sentimientos y supervivencia (una especie de ‘inside out a la saragosana’)

Iré poniendo relatos poco a poco, pero tendréis que buscarlos ya que os recuerdo que irán con las fechas originales.

Y esto es lo soy, una constante metanoia…

¿ me sigues?

 

Shares 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *